¿Limpiar o no limpiar la energía fotovoltaica?

¿Limpiar o no limpiar la energía fotovoltaica?

¿Por qué tantos usuarios de instalaciones fotovoltaicas creen que no deben lavarse ni limpiarse? ¿Por qué el mito de que los módulos serán lavados por la lluvia y la energía fluirá de ellos como una mítica »máquina de movimiento perpetuo»?

En el mundo de la energía sostenible, donde la energía solar fotovoltaica desempeña un papel cada vez más importante en la combinación energética mundial, persisten muchos mitos y malentendidos. Uno de estos mitos es la creencia de que los paneles solares no necesitan limpieza. En este artículo explicamos por qué es un error y las ventajas de lavar regularmente los paneles fotovoltaicos.

El mito de los paneles autolimpiables. ¿Limpiar o no limpiar la energía fotovoltaica?

Existe la creencia generalizada de que los paneles fotovoltaicos son «autolimpiables» debido a que la lluvia arrastra la mayor parte de los contaminantes. Aunque la lluvia puede ayudar a eliminar la suciedad suelta, como el polvo y las hojas, no puede ocuparse eficazmente de la suciedad más difícil, como los excrementos de pájaros o el polvo industrial acumulado. Este tipo de contaminación puede reducir considerablemente la eficacia de los paneles, ya que impide que la luz solar llegue a las células fotovoltaicas.

¿Por qué lavar los paneles?

  1. Aumento de la eficiencia: Los paneles sucios pueden generar entre un 15 y un 25% menos de energía que los paneles limpios. Una limpieza regular garantiza que los paneles funcionen con la máxima eficacia posible.
  2. Prolongación de la vida útil: La suciedad puede causar corrosión y otros daños en la superficie de los paneles. Los paneles limpios son menos susceptibles de sufrir daños y pueden durar más.
  3. Garantías y condiciones del seguro: Algunos fabricantes de paneles o compañías de seguros pueden exigir una limpieza periódica como condición para mantener la garantía o la póliza de seguro.

¿Cómo y cuándo limpiar los paneles?

Limpiar los paneles fotovoltaicos es relativamente sencillo, pero requiere seguir ciertas normas:

  • Frecuencia: se recomienda inspeccionar y limpiar los paneles al menos una vez al año, aunque en algunas zonas (por ejemplo, cerca de carreteras donde la contaminación atmosférica es mayor) puede ser necesaria una limpieza más frecuente.
  • Métodos: Con un cepillo o paño suave y agua limpia, a ser posible con un detergente suave. Evita los productos abrasivos que puedan rayar la superficie de los paneles.
  • Seguridad: la limpieza de los paneles, especialmente los colocados en tejados, debe realizarse con precauciones de seguridad para evitar caídas y otros accidentes.

Aunque está muy extendido el mito de que los paneles fotovoltaicos se limpian solos, la realidad del funcionamiento de los sistemas fotovoltaicos demuestra que una limpieza regular y adecuada es esencial para mantener su eficacia y longevidad.

La inversión en la limpieza periódica de los paneles fotovoltaicos se amortiza no sólo con una mayor eficiencia, sino también con una mayor seguridad financiera y técnica para todo el sistema. Los paneles limpios son paneles eficientes, y esto se traduce en un mayor ahorro y una menor huella de carbono.

¿Estás pensando en construir tu parque fotovoltaico o buscas una empresa de servicios de O&M?

¿Quieres comprar un proyecto fotovoltaico o eólico y necesitas una auditoría / due diligence eficaz y profesional?

¿Buscas un reciclador de paneles fotovoltaicos o una empresa que limpie instalaciones y parques fotovoltaicos?

Si estás preparado para actuar,
¡entonces nosotros también!

¡Llámanos! + 48 797 897 895

+48 797 897 895